Poemario

De Seminario de Antropologia
Saltar a: navegación, buscar

He ido encontrando una serie de poemas menores, populares, de autores desconocidos, algunos de poco valor literario, pero en todos ellos late la presencia de la Persona. Os animo a que colaboréis en ampliar la colección. Gerardo González


250px-Flores.gif
Poemario
TUS MANOS

Y siempre, mis manos vacías de tus manos,

espera eterna, ausencia radical,

soñar sólo quería...

soñando las tenía,

amargo despertar.

LA FLOR PRIMERA

En el alba de mi vida,

tú fuiste mi flor primera,

ya nunca existió otra flor,

has sido mi flor eterna.

MORIR EN PAZ

Renuncia amorosa de tu amor cumplido,

ausencia y presencia de tu sí total;

ya no moriré soñando,

puedo ya morir en paz.

MILAGRO DESEADO

Llegó el milagro tan largo deseado,

mis manos colmadas de tu amor,

sentí la fuerza de tus manos,

bendije a Dios.

ENVOLVERTE DE MÍ

Quiero envolverte de mí para

estar siempre contigo,

llenaré tu intimidad con mi propia intimidad,

hasta rebosarla,

derroche de amor.

LOS DECIRES DEL AMOR

Quise guardar en silencio

los secretos de mi amor.

Vano fue aque intento,

los decires del silencio

son decires del amor.

AUSENCIA

Presencia de tu ausencia

fue mi vivir.

Ahora, ya de arribada,

en luces de penumbra

la luz soñada,

el faro azul de tu mirada.

SOÑAR

Te sueño, te imagino, te recreo...

encuentro radical,

esperando tu cita inesperada,

continuamente deseada en el soñar.

ETERNIDAD

Tú me dabas el presente,

quería tu eternidad,

y por quererte de siempre

tu solo el tiempo presente

matóme la eternidad.

Que triste un vivir presente

si sólo es tiempo presente

con muerte de eternidad.

TUS SUEÑOS

Mi vivir fueron tus sueños,

preñados de realidad;

pero cuando el tiempo pasa...

la realidad de tus sueños es mi pobre realidad.

¡Que los sueños no son vida,

les falta la eternidad!

DE LUZ COLMADO

Ya tu vientre colmado por su luz,

intensa espera...

ansiada, anhelada,amorosamente deseada,

su luz, la luz de un nuevo quien.

TU LARGA AUSENCIA

Que larga ya tu ausencia...

qué lento envejecer,

los sueños, mis sueños con tus sueños

añaden densidad

al no de tu querer.

HOZES

Las hozes cortantes

siegan la priemera mies.

En el trillo sueño

-espiga dorada-

la que tu sembraste al amanecer.

SOLEDAD EN LA CHIMENEA

Soledad en la chimenea...

el tronco se consumía...

¿qué habrá sido de tu amor?

quedaron sólo cenizas.

Yo seguí mirando el tronco...

LA VEGA

Que envidia tengo a la vega,

tu perfume vas dejando

entre alfalfas y veredas.

DENSIDAD DE AUSENCIA

Qué densidad de tu ausencia,

qué honda mi soledad,

qué lento transcurre el tiempo,

qué lejos la eternidad.

HUELLA

Quisiera se huella,

de tu cuerpo echado

durmiendo en la arena.


AZAR

Quisiera jugar

con todos tus dedos

un juego de azar.


EL SÍ ESTÉRIL

Mi vida ha sido la ausencia de tu sí,

ahora, cuando la blancura de la nieve

peina el color de mi sién, tu sí inesperado...

estéril su llegada, no hay tiempo de futuro,

ya no puede engendrar.

¡SI ME HUBIESES DICHO SÍ!

Qué amargo fue tu vivir,

cuanto silencio de amor...

Me abriste tu corazón.

Aquel lejano no sí,

fue causa de tu vivir,

transido por el dolor...

¡Si me hubieses dicho sí!

VIVIR SANGRANDO

Más fácil se corta el aire

que cortar con tu querer...

el aire no se desangra.

Y el cortar con tu querer,

es un sangrar que desgarra,

sin llegar a perecer.

Más fácil se corta el aire.

LAS DOS VENTANAS

Qué cerca las dos ventanas,

la tuya frente a la mía.

Tus venidas y tus idas,

mi mirar siempre de guardia.

Así pasaban los días,

así los meses pasaban;

y un día,qué bien recuerdo,

vi tu ventana cerrada.

Sentí desgarro interior,

mi alma quedó quebrada.

Te me fuiste para siempre...

fue lápida tu ventana.

LAS ESTACIONES

Yo quise que aquella calle

tuviese una sóla acera,

para robar tu perfume

cuando pasabas por ella.

No pude robar tu amor,

fue vana mi persistencia;

quedomé sólo el olor

de una eterna primavera.

Qué triste las estaciones

si no son tu primavera.

EL CAMINAR DE LOS SUEÑOS

Qué juvenil tu figura,

qué ternura en tu mirar.

Pasaron años y años...

Cuando te vuelvo a soñar,

sigue joven tu figura,

sigue dulce tu mirar...

por que los sueños caminan

a mundos de eternidad.

ENVIDIA

Envidia tengo al jazmín,

que inunda tu despertar

las mañanitas de abril

MI CEGUERA

Te conocí de uniforme,

(crisálidad de mujer)

Cuando pudiste volar,

te fuiste de mi mirar,

y quedó ciego mi ver.

CUMPLEAÑOS

Tu llegas con la alborada,

Yo ya voy de atardecida,

Qué tus sueños deseados,

arduamente trabajados,

sean tus logros alcanzados

configurando tu vida.

¡Qué la vida es culminar

en la libertad vivida!

LA VIDA

El hogar, la chimenea,

la densidad en el soñar,

la vida como proyecto,

se comienza a caminar.

El vivir, lo vividero;

en el perder y ganar

se alternan lunas y soles,

se prosigue en el soñar.

Llega ya la atardecida,

queda poco que soñar,

por que la vida culmina

sólo en amar y en amar.

DENSIDAD DE REALIDAD

¿Dónde está tu realidad?

Siempre efímera presente.

¿Si estuviese en el soñar?...

Pero temo que mis sueños

carecen de realidad.

Mi vivir siempre sería

soledad de realidad.

LA REALIDAD SOÑADA

La realidad, si es soñada, es la realidad total,

por que el pensar la limita, al límite del pensar.

Sólo el pensar amoroso, nos abre a la realidad.

SU PALABRA VERDADERA

Yo busco la soledad

para encontrarme con ella,

por que se fue sin decir

su palabra más secreta.


Si la volviera a encontrar...

no podría silenciar

su palabra verdadera.

SÓLO EN SUEÑOS

El sueño me está venciendo

y no quiero que me venza


Te tengo, puro presente,

no quiero se desvanezca.

Pero el sueño me venció,

gané toda tu presencia.

YO TE SOÑABA EN LA ERA

Yo te soñaba en la era.

Testigos de mis soñares

fueron el canto del grillo

y el guiñar de las estrellas.

Yo te soñaba en la era

Pero llegó la alborada

y se iluminó la era,

y el trillo, la parva, el grano...

mataron mi noche eterna.

Llegó una brisa lejana

con perfume de alhucema,

y yo volviendo a soñar...

¿ sería esa su respuesta?


TEMAS MARINEROS

SAL

En tu pie brillaba

el sabor del mar,

al besarla quise

ser también yo sal.

AGUAMARINAS

De conchas, de caracolas,

de estrellitas de la mar,

quisiera hacerme un colgante,

para luego rematar,

con las dos aguamarinas

robadas de tu mirar.

LA SIRENITA

Estaba el canal helado.

En su gélido cristal

un azulón caminaba

con un torpe patinar.

Muy cerca, la sirenita despierta

soñaba mirando al mar.

Cuantos sueños de sirena

fueron mi propio soñar.

PESCA AZUL

Gaviota mañanera,

golondrinas de la mar,

presagio de buena pesca...

Quién me pudiera avisar

si puedo calar mis redes

en el azul de tu mar.

LA LUNA AZUL

Navegaba hacia la luna

por caminitos de luz,

a lo lejos, muy lejana

allí me esperabas tu.

Te confundí con la luna...

Yo quiero tu luna azul.

ÁMSTERDAM Y EL TULIPÁN DEL AMOR

Los molinos, los canales,

los campos de tulipanes,

las bicicletas y el mar.

Tenue luz de amanecida,

la lluvia fina, continua...

tu lejano despertar.

Partió ya la gaviota,

cuando la veas llegar

te dejará desde el cielo

la flor de mi tulipán.

SAETAS DE LIBERTAD

Saetas de libertad,

la tuya eligió los cielos,

la mía eligión la mar.

En horizontes lejanos- pretensión de eternidad-

en luces de atardecida

el cielo besó a la mar.

CAMINAR

Volví a tu playa y mi playa

pisé por tu caminar

porque tus huellas surgía

en mi mente al caminar.

¡Qué largo el camino tuyo!

¿Si lo pudiera alcanzar…?

pero el caminar amante

termina en la eternidad.

SOLEDAD EN EL ACANTILADO

Qué triste el acantilado

a la luz del lubrican

sólo tu ausencia presente

y con ella mi soñar

META HISTORIA

QUÉ POCO QUIERES DE MI

Que poco quieres de mí,

tú quieres mi libertad,

dime cómo te la puedo dar

si no soy dueño de mí.

No, yo la compré para ti

con mi sangre derramada;

mi donación amorosa

fue tu libertad donana.

CUANTOS QUEHACERES DE AMOR

Cuantos quehaceres de amor,

son silenciosos quehaceres,

que sólo conoce Dios.

ERA EL AMOR EN SILENCIO

La hora del lubricán,

el alma casi partida,

la sonrisa en el mirar…

era el amor en silencio

quien hablaba en el mirar.

LO SAGRADO

Yo he vivido lo sagrado,

me abriste tu intimida.

Tantos años de silencio…

Yo no tenía respuestas...

mi respuesta fue rezar,

por que las grandes respuesta

moran en la eternidad.

TU UCI SEÑOR

Por tantas “cuerdas vocales”,

sólo hablaba el monitor,

con luces intermitentes.

Busqué tu UCI Señor.

Te deposité tres besos…

Era tu turno Señor.

NO QUIERO MI IDENTIDAD

No quiero mi identidad,

yo tengo ansias de TI,

perderme en tu Intimidad

por toda la eternidad,

para ser ya sólo en TI.

PURA DENSIDAD DEL SÍ

Silencio, siempre silencio.

El silencio es el decir...

¿Hay un decir del silencio?

El que "lea" en el silencio,

tiene todo el argumento,

pura densidad del SÍ.

PARA LOS AMANTES DE LA POESÍA :